adriano.es

Fotografía de naturaleza y viajes.

Archive for ‘diciembre 2nd, 2010’

Bosque petrificado

El día 25 salimos de Puerto Deseado con dirección al Cabo Dos Bahías en Camarones. Pero antes vamos a visitar el Monumento Natural «Bosque Petrificado» en la provincia de Santa Cruz.
Resulta impresionante ver fósiles de arboles gigantes, la historia es la siguiente:
Hace 150 millones de años, en el Período Jurásico Medio Superior, el área que ocupa este Monumento Natural presentaba un clima estable de gran humedad. Se desarrollaban en esta región densos bosques con árboles gigantescos, entre los que merecen destacarse antiguos parientes de los pehuenes o araucarias. Al inicio del Período Cretácico, erupciones volcánicas, que coincidieron con el inicio del levantamiento de la Cordillera, sepultaron vastas extensiones del territorio patagónico, con ceniza y lava. Parte de los bosques cubiertos por cenizas fueron sometidos a procesos de petrificación. El surgimiento de la Cordillera de los Andes produjo transformaciones drásticas en el ambiente, al cambiar el clima de toda la Patagonia. Desde entonces, la humedad transportada por los vientos del Pacífico se condensa al atravesar las alturas y origina lluvias que permiten el desarrollo de los bosques andino patagónicos actuales. Los fuertes vientos continúan su camino hacia el Este desecando aún más la estepa. Posteriormente, la erosión de un territorio que se fue haciendo cada vez más árido, la lluvia y el viento, dejaron al descubierto grandes sectores de estos bosques que se petrificaron con el transcurrir de millones de años, quedando inclusive algunos ejemplares en pie. Elevaciones de escasa altitud coronadas por lava, representan los vestigios de la actividad volcánica de aquel tiempo. Un buen ejemplo de ello es el Cerro Madre e Hija, un volcán extinto: figura destacada en el paisaje que se aprecia desde el yacimiento paleontológico.

Cerro Madre e Hija, desde el camino de ripio que conduce al Bosque Petrificado.
El clima es frío y seco con lluvias invernales inferiores a 400 mm, con fuertes vientos del Oeste, veranos secos y heladas durante casi todo el año.